Un año de grados, cifras y letras

Hace un año, ya lo ha cumplido con algunas semanas, empecé a escribir este blog, “Grados, cifras y letras”. Una visión personal de cómo veo yo diversas aristas de la escalada deportiva. Reflexiones puestas sobre el papel de hacer cuentas que dirían mis mayores.

Empecé en blogspot, todavía publico ahí para el día que los de Desnivel no sigan incluyéndome,  y lo de Desnivel vino después, cuando lanzaron esa idea de tener una sección de blogs. Tengo que reconocer que me ha hecho mucha ilusión que me seleccionaran y que les gustara.

Desnivel ha supuesto una plataforma de difusión enorme, alguno de los posts los han leído más de dos mil internautas. El último el de los imprescindibles va por los mil quinientos, todo un honor y un regusto de responsabilidad. Confieso que hay semanas que no público ninguno nuevo al ver que diariamente sigue habiendo un montón de gente que sigue leyendo. Hay posts que tienen una segunda vida, tras algún twitt de alcance o una publicación en Facebook por Escalar.

Uno aprende de sus lectores, los temas de más interés, los más leídos, los más retuiteados, los más comentados. A veces no son los que yo creo más interesantes, otras los que parecen más polémicos. Me conmueve que el más leído fue el breve obituario a Mikel Ziarrusta, tras él el irónico “¿vosotros qué aportáis?”

Algunos conceptos, tras este año, ya han pasado al acerbo del blog:

  • Ya ninguno de mis lectores duda de que la escalada como conjunto genera un importante tipo de turismo de ocio y tiempo libre, que su aprovechamiento puede llevar a un aporte a las economías locales donde se encuentran las escuelas.
  • La necesidad de asociarnos y de una forma colectiva defender nuestros intereses, sabiendo negociar para conseguirlo, con las lógicas concesiones que hay que hacer en este proceso.
  • Margalef y su alcalde como ejemplo de desarrollo y visión de aportación al pueblo y a los escaladores.
  • Los parkings, en sus múltiples formatos, son un punto de encuentro a partir del cual se inicia y desarrolla la actividad en las zonas de escalada.
  • Los equipadores y su presupuesto personal para desarrollar su trabajo: inversión mínima, rentabilidad de sus vías, problemas de prohibiciones.
  • Las guías de escalada como método natural de difusión de las zonas con sus características versus los secretivos.

Hay otros muchos temas que han sido objeto de líneas, más o menos atinadas, personajes recurrentes cuyos nombres me permito escribir, sus ideas, sus palabras, a veces en su boca a veces sin nombrarlos.

He viajado por múltiples escuelas de la península, he hecho psicobloc en Mallorca, subido a Ceusse, disfrutado de un Tarn remozado, hecho surf en Laga, escalado por el norte, centro, sur. He podido analizar las diversas soluciones para los problemas que genera la escalada, la enorme aportación económica en los lugares donde se ha acogido y se ha favorecido.

Seguimos explicando, de tarde en tarde, conceptos de economía, de una forma cercana, a los escaladores y profanos. Seguiré haciéndolo, la crisis económica es fuente inagotable de comparaciones y generadora de problemas y desigualdades.

He escrito a Cospedal, a los Reyes Magos, a Rajoy, a Montoro, con resultados desiguales, sólo los Reyes Magos me han hecho caso, no había duda.

Seguiré en la carretera, en el camino, escribiendo de los grados de la escalada, de las cifras que la componen, de las letras que sirven para explicar y graduar la dificultad. A todos los que leéis el blog, gracias.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 10 =