Subpajarianos

 

Nos juntamos en el bar y el local nos preguntó si nos tomábamos unas sidras antes de cenar, asentimos dispuestos a celebrar los encadenes ajenos, más habituales que los propios, nos contó y gritó al camarero “seis”, yo atónito pregunté “¿seis botellas?”, en su bable dijo “no home, seis cajas”.

No todo se reduce a cifras y letras en la economía. Hay una serie de variables que determinan comportamientos económicos, no fáciles de cuantificar, pero que inciden de una manera directa en ellos. La localización geográfica de una economía o zona de influencia económica es una de ellas.

No hay que ser un lince para darse cuenta del modo de hacer de un nórdico europeo, metódico, ordenado, inflexible, riguroso, con un sureño, pongamos un habitante de las playas del Mediterráneo, imaginativos, flexibles, tendentes a la improvisación. Es de donde proceden y el clima que les marca la vida.

Todo esto me vino a la mente en Teverga, disfrutando del mejor parking de escaladores del mundo en verano, cuando una asturiana de pro me explicó que ciertas cosas no las iba a entender ya que soy “subpajariano”, matizó acto seguido “vives por debajo del puerto de Pajares”, para el que no lo sepa es uno de los accesos posibles a Asturias desde el sur, sin duda, el más llamativo.

Subpajarianos nos afincamos en este valle, de Marabio a Ventana bañado por el río Teverga, a disfrutar de un modo de vida que no entendemos

Teverga se llena de escaladores patrios, demasiado lejos para foráneos de allende los Pirineos, buscando el suave verano atlántico del valle, el orbayu intermitente, las buenas zonas con todas las orientaciones, la buena comida con los menús baratos, de comida casera y generosos en las cantidades, y el coste cero de una zona de pernoctar con agua, duchas de agua fría, servicios, zona para los vehículos grandes y permisividad en la instalación de las tiendas de campaña.

Será que soy del sur. Me gustan cómo se hacen las cosas por encima de Pajares.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *