La elasticidad de la oferta y la demanda.

Lecciones de economía y escalada. Tema 1

Uno de los conceptos claves en la economía es entender el funcionamiento de la oferta y la demanda, y la obtención del punto de equilibrio.

La oferta de un producto es el proceso de producción del mismo, un gasto de recursos y una mano de obra, así como la fijación de un precio donde se obtenga un beneficio. La demanda es la acción de los adquirentes finales de obtenerlo, cuantos más haya y más lo quieran mayor será la esta.

El punto equilibrio donde se establece el cruce entre productos, sus vendedores y los compradores es el que fija el precio.

De una forma abstracta parece sencillo. En la vida real no lo es. Hay que introducir la variable de la elasticidad de la oferta, que es la mayor o menor facilidad de obtener un producto a un precio dado. Pongamos un ejemplo práctico: Si queremos comprar gasoil, como bien sabemos su precio es complejo, buscamos la gasolinera más barata y allí repostamos, en este caso se dice que hay elasticidad en la oferta, tienes opciones. Pero, si estás en carretera y se enciende el piloto de reserva tienes que comprar en la primera gasolinera que te encuentres, independiente del precio, en este caso se define como oferta rígida, aunque no estés de acuerdo con el precio no puedes más que repostar si no quieres quedarte tirado en una cuneta.

 

1b
Punto de equilibrio entre oferta de vías y demanda de escaladores, by Toñin

Siendo el mismo producto puede tener una oferta y una demanda elástica o rígida. Este concepto se puede explicar en el mundo de la escalada deportiva, aplicado a las vías de escalada y su dificultad.

El objetivo de la mayoría de los escaladores es escalar vías de dificultad cada vez mayor. Somos demandantes de vías de escalada. Estas están en las escuelas o zonas de escalada: lo denominaremos oferta de vías.

Si nuestro objetivo es hacer 8a, barrera mágica como todos sabemos, nos prepararemos, entrenaremos, adaptaremos nuestro registro gestual, y buscaremos – “demandaremos”- vías que podamos adquirir.

Iremos al mercado (escuela de escalada) y elegiremos una del catálogo, por ejemplo en Cuenca hay más de cien, la “oferta” es amplia, la elasticidad por tanto es mayor. Hay muchas opciones y buscaremos la que mejor se adapte a nosotros.

Lo habitual es que consigamos primero las vías que en el argot se denominan más comerciales o más fáciles. Si queremos encadenar otras estas serán, con el mismo grado (precio) más difíciles de escalar (obtener), ahí comprobamos que la oferta es más rígida, si queremos hacer octavo hay que hacer las que nos quedan.

El análisis nos dice que siendo el mismo grado o precio es mucho más difícil obtenerlo. Oferta rígida en este caso.

Si conseguimos todas las de un grado en la escuela habitual empiezan otras situaciones que analizaremos en próximas lecciones sobre el funcionamiento de los mercados complejos. Muchas gracias por su atención.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *