Italia, La Sportiva y el quebrantahuesos de Cerler

Las lesiones sirven para descansar el cuerpo y el espíritu, mientras uno rebusca en su motivación el punto para retomar el esfuerzo de la máxima intensidad que exige la búsqueda de la siguiente dificultad. Un isquio, el izquierdo, me ha obligado a parar dos meses, mucho tiempo sin escalar y poco si lo vemos en el conjunto de una temporada. He recuperado el gusto por repetir un 6c+ para encadenar y mirar hacia arriba vías que subía antes.

Acepté, como el año pasado, la invitación de mi hermana, de pasar unos días en Cerler, esquiando por supuesto. Vuelta a luchar con esta actividad nueva para mí desde el año pasado, pasando de la cuña al paralelo, con mucha entrega, aun pareciendo todavía robocop con tablas. Cerler es un sitio único e increíble, para esquiar y para disfrutar de la montaña. Es el hogar de uno de los buitres más bellos y extraños de nuestra fauna en peligro de extinción, el quebrantahuesos, gyapetus barbatus, una ave de más de dos metros y medio de envergadura. El rey de los cielos pirenaicos. En su honor se denomina una de la pistas negras, que no he bajado todavía, más intensas de la estación. “Arriba hay un nido de quebrantahuesos”, me explicaba Cuka, mi paciente monitora de estos días.

Sonreí, no hay ninguna duda que esta pareja ha nidificado entre un montón de esquiadores de temporada, nos miran desde sus agudos ojos y planean sobre los remontes. El valle de Benasque es un paraíso natural, y sus gentes tienen claro que tienen que conservarlo para que sea un reclamo de lo que vivir después. “Hay hasta osos, pero ahora están dormidos”, concluyó Cuka.

En Aragón tienen claro que el medio ambiente hay que conservarlo haciéndolo compatible con las actividades de montaña y tiempo libre que llevan riqueza y opciones de vida a sus habitantes. Cuánto a exportar a estas zonas más cercanas en la meseta.

Todo esto pensaba a pié de vía ayer cuando alguien me preguntó sobre las elecciones en Italia, indignado porque podía salir Berlusconi. Ya, le contesté, mejor Monti, que es un tecnócrata que ha hecho un montón de recortes al estilo Rajoy siguiendo instrucciones de Merkel. Claro, qué bien vemos la situación ajena. Los italianos ven bien a Rajoy que nos está poniendo “orden” piensan. Mientras su país es como el rumor de La Sportiva, la mejor marca de gatos del mundo (Onda dixit), con precios bien altos que no es capaz de distribuirlos como dios manda en España, el mejor mercado de gatos del mundo, por número de vías de dificultad sobre el total del mundo. Capaces del mejor diseño, por calidad y por prestaciones, con una gran imagen de marca e incapaces de aprovecharlo distribuyendo y vendiendo a precios del mercado de aquí.

Claro que esto hace que René encuentre hueco para abrir una empresa de reparación de gatos. Eso y sus manos de artista.

Yo vuelvo a mis sueños con gatos recauchutados, soñando con bajar la quebrantahuesos la próxima temporada mientras doy otro pegue al proyecto que me ocupa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *